Clases de SupYoga Cantabria ¿Qué beneficios aporta?

 Practicar SUP Pilates y SUP Yoga en un tatami acuático es increíble y ¡muy divertido! Cualquier postura o ejercicio que se realice en una tabla de SUP se convierte en un desafío: trabajamos en una superficie en movimiento. Al estar en movimiento potenciamos el equilibrio y trabajamos los músculos estabilizadores desde el primer momento.
Todo en un entorno de naturaleza salvaje que nos hace sentirnos parte de ella. Mira este vídeo de Baruc en la desembocadura de la Tina Menor, donde se funde el agua de río con mar y se siente la energía de las olas.

Las clases de SUP Yoga estan dirigidas por Natalia, una de las pioneras en España, socia fundadora de SUP dreamers y monitora de Yoga de la Escuela Internacional de Yoga, de Pilates e instructora de Stand Up Paddle Surf de la Organización Internacional de SUP (IOSUP.org). Nata es una apasionada del SUP Yoga y la naturaleza. Puedes ver sus turoriales de Yoga pinchando aquí.

El SUP es una actividad cross-fit muy completa. El primer y principal beneficio que nos aporta es anatómico. Con sólo subirnos en una tabla de Stand Up Paddle adoptamos, de forma instintiva y sin pensar, la postura anatómica perfecta. La inestabilidad del agua nos invita a activar toda la zona CORE. Y pone también en funcionamiento los músculos estabilizadores. Es como si entrenáramos encima de un Bosu pero sin caernos. Trabajamos desde las capas que sujetan el esqueleto, logrando unos beneficios posturales óptimos para cualquier persona y un bienestar general del cuerpo. Es una postura que corrige nuestros vicios cotidianos en suelo firme. En tierra, tendemos a cargar más peso en uno de los lados del cuerpo, a echar menos los hombros hacia delante, a cargar los lumbares… Cuantas más horas pasemos de pie en una tabla de SUP mejor será nuestra postura en tierra firme.